Mujeres y Matemáticas
ImageEl pasado mes de febrero la asociación Yo No Renuncio y el Club de Malasmadres presentaron su segundo estudio sociológico “Somos equipo” sobre el problema social de la conciliación de la vida laboral, familiar y personal. Los resultados de este nuevo estudio, realizado a partir de 24 000 encuestas en línea a mayores de 21 años, desvelan que la corresponsabilidad familiar no existe y que el trabajo doméstico sigue recayendo mayoritariamente sobre las mujeres. Además, señala que 6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional cuando son madres.

La asociación viene visibilizando el problema de la conciliación desde hace dos años. En este nuevo informe alerta de que el problema no está solo en las medidas que implantan las empresas o el Estado, sino también en factores individuales de socialización y reproducción de roles aprendidos. Y por ello, el informe plantea desmontar cuatro mitos fuertemente arraigados en la sociedad a los que se enfrentan las mujeres con los datos de la investigación:

• “Las mujeres cuando son madres «se alejan» del mercado laboral para cuidar de sus hijos”. El estudio plantea que son las barreras externas (jornada laboral, permisos de maternidad, etc.) e internas (sistema de valores y creencias) las que empujan a la mujer a renunciar a su carrera profesional cuando se tienen hijos (58 % de mujeres frente al 6 % de hombres). Estas renuncias incluyen reducciones de jornada, excedencias o salida del mercado laboral.

• “Los hombres ganan más, por eso las mujeres cargan con el peso de la familia y el hogar”. El estudio señala que el 45 % de las madres que aportan los mismos ingresos que sus parejas al hogar siguen siendo las principales responsables de las tareas domésticas, y solo en un 9 % de los casos esa responsabilidad recae en los hombres. El informe apunta al aprendizaje y reproducción de roles de género tradicionales desde la infancia como principal res-ponsable de ello.

• “Hoy en día los hombres se implican mucho más en todas las tareas doméstico-familiares”. El informe intenta mostrar que los hombres se involucran mayoritariamente en aquellas tareas más visibles a los ojos de la sociedad, aunque inevitablemente el criterio para establecer esta distinción resulta poco objetivo. Según el informe, esto podría explicar otro resultado de la investigación: la satisfacción media de los hombres con el reparto de las tareas domésticas llega al notable (7,2), mientras las mujeres solo manifiestan una satisfacción de 5,8.

• “Tener tiempo libre es cuestión de voluntad y organización”. El estudio muestra cómo la mujer madre, al ser quien socialmente asume la doble jornada laboral, sacrifica más su tiempo libre y dedica menos tiempo al ocio o deporte (45,9 %) frente a los padres que todavía encuentran tiempo para ir al gimnasio (68 %).

Ante esta falta de corresponsabilidad familiar, la asociación Yo No Renuncio propone algunas medidas para revertir esta situación: actuar sobre la educación y concienciación social, cambiar los permisos de maternidad y paternidad para que sean más largos, iguales e intransferibles, redefinir las jornadas laborales y flexibilizar el trabajo remunerado para disponer de diferentes tiempos.

Este informe ayuda a entender por qué medidas como dar más tiempo a los investigadores que han tenido hijos (hombres y mujeres) antes de someterse al proceso de evaluación para un puesto laboral estable acaban repercutiendo negativamente en las mujeres, tal y como se explicó en el boletín número 526 del 6 de marzo de 2017.

Se puede encontrar el informe en el enlace

https://clubdemalasmadres.com/wp-content/...,

y la noticia relacionada en

http://elpais.com/elpais/2017/02/13/....