La Junta de Gobierno de la RSME ha decidido adherirse a una carta escrita a la presidenta de la Comisión Europea (Ursula von der Leyden) en relación con la inadecuada denominación (Innovación y Juventud) del comisario que tradicionalmente asumía las tareas de Educación e Investigación. El cambio de nombre, dice la carta, enfatiza la explotabilidad económica sobre la educación e investigación, y reduce la educación a “juventud”, aún cuando la educación es esencial para todas las edades.